Estudio de digitalización e impresión 3D

El chasis de un superdeportivo impreso en 3D

superdeportivo impreso en 3D

Blade es el nombre del protagonista de la ultima noticia relacionada con la impresión 3D, y Divergent Microfactories ha sido la encargada de poner en práctica la nueva tecnología 3D y dar forma a la criatura.

La empresa Divergent tuvo claro que debería dirigirse al segmento de los superdeportivos, ya que ellos mismos aseguran que para probar su nueva forma de construir coches se debe de hacer en un campo exigente. Una vez conseguido y demostrado, será fácil trasladar el proceso a coches más sencillos, y posiblemente venderle la idea a otra empresa del mundo del motor.

superdeportivo impreso en 3d

Para la creación de los componentes del chasis sobre los que irán colocados el resto de elementos, se ha pasado de la resina plástica al aluminio, con un sistema de impresión láser que convierte el metal en polvo. Capaz de crear módulos de conexión de elementos tubulares, llamados “nodes”. Nexos que darán cabida a tubos de fibra de carbono que conformarán el esqueleto.

Kevin Czinger, responsable del proyecto, asegura que la industria del automóvil ha estado estancada en las últimas décadas, con avances en el diseño de los elementos, pero no en los procesos de fabricación. El CEO estima que montar una fábrica de creación como la que ellos están dando forma, no saldría por más de 10 millones de dólares.

[su_youtube_advanced url=»https://www.youtube.com/watch?v=SU7LhQsLthA»]

Con Blade quieren demostrar que pueden crear un superdeportivo con la relación peso-potencia de un Bugatti Veyron, reduciendo materiales, energía y polución. En definitiva, una nueva forma de crear la base de un vehículo.

El peso de este modelo es de sólo 635 kilos y contiene al menos 70 piezas impresas en 3D con un peso total inferior a los 45 kilos.

piezas impresas

Sobre los elementos tubulares, se elige el carbono por sus reconocidas propiedades, pero también por no alargar demasiado el proceso de impresión, de ahí que solo se realice con él lo que son las partes de conexión.

La carrocería y otros elementos que descansan sobre el chasis están construidas en composite, o material compuesto con el que conseguir la unión de diferentes propiedades. Pero no es realmente importante para la estructura del vehículo, y podría construirse o imprimirse con otros materiales.

A Divergent Microfactories le gustaría producir 10.000 unidades en un año del modelo Blade, pero lo que realmente le interesa a la compañía es hacer que otros hagan uso de su tecnología y su sofisticado sistema de impresión 3D .

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*