Estudio de digitalización e impresión 3D

Frax3D, nueva impresora 3D diseñada y fabricada en España

Frax3D, impresora 3D diseñada y fabricada en España

La marca españa sigue en auge y en boca de todo el mundo, y es que, en esta ocasión vuelve a destacar la presencia española en el mercado de impresoras 3D. La empresa española Frax Design acaba de lanzar al mercado Frax3D su primera impresora 3D.

Frax3D, es una impresora 3D expresamente diseñada y fabricada en España para cumplir las expectativas de los usuarios más exigentes de la tecnología 3D.

Joel Frax, creador de la Frax3D es un ingeniero mecánico especializado en diseño de maquinaria y un apasionado de la impresión 3D empezó construyendo los habituales modelos Prusa i3 y Mendel90 para conocer de primera mano el mundo de las impresoras 3D. Como Joel Frax cuenta al principio fue algo que inicio a nivel usuario para imprimir sus diseños, pero pronto pudo comprobar que esos modelos eran diseños muy prácticos, sencillos y escalables pero a la vez eran mejorables. Así fue como pensó en aplicar un sistema CoreXY y crear un nuevo modelo.

La Frax3D cuenta con un diseño robusto y un acabado profesional y funcional. Además, gracias a su chasis metálico en acero inoxidable pulido se consigue eliminar las deformaciones durante la impresión y reducir considerablemente las vibraciones.

frax3d

Entre las características de la impresora 3D Frax3D, cabe destacar que en cuanto a la parte mecánica y de estructura, se le han incluido elementos como rodamientos lineales a bolas con estructura metálica y todas las piezas de la carcasa son de chapa metálica, lo que le da una mayor estabilidad, manteniendo un tamaño exterior no demasiado grande, de 450x420x400 mm, algo parecido a la Witbox de BQ.

Entre los componentes encontramos el extrusor E3D, una cama caliente Mk 2b, display LCD y lector de tarjetas SD para funcionar de forma autónoma. Para los más exigentes, ya está lista y preparada una versión con doble extrusor.

La tecnología CoreXY es un sistema que permite que ninguno de los motores de esta impresora 3D esté en una parte móvil. De este modo se reducirán las inercias y las vibraciones, consiguiendo velocidades de impresión sin comparación.

La Frax3D, que ya está a la venta y por el momento se podrá adquirir ensamblada, aunque en Frax Design ya trabajan para venderla como un kit, especialmente para usuarios ‘makers‘ y amantes de la impresión 3D. La Frax3D, según asegura el propio Frax, está indicada para todos los aficionados de la impresión 3D que quieran una impresora 3D con un mayor estilo y un rendimiento más profesional pero que siga siendo OpenSource y sobre todo que sea una impresora que permita “aprender y jugar” como la mejor forma de acercarse a esta tecnología. No se trata de uno de esos modelos con piezas o sistemas electrónicos exclusivos, se trata de un producto que puede modificarse y sufrir alteraciones.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*